LOS 5 MEJORES PESCADOS DEL PACÍFICO MEXICANO


En los mares de México se conocen 2,250 especies de peces; de estos solo 1 de cada 4 se aprovechan comercialmente. Aquí te diremos cuales son los pescados que no puedes perderte cuando te encuentres en Bahía de Banderas

 

 

  • ATÚN

Su carne posee un 12% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso, pero se trata de una grasa rica en ácidos grasos omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. Por este motivo, es recomendable el consumo de atún y otros pescados azules.

El atún posee más contenido en proteínas de alto valor biológico (23 gramos por 100 gramos), superior incluso a las carnes.

 

  • DORADO

La composición nutricional de este pescado es muy variable durante su ciclo vital, hasta el punto que, en cuanto a su contenido graso, los ejemplares más jóvenes se consideran como pescado azul o graso y los adultos, como blanco o magro. El aporte energético por cada 100 g de pescado fresco comestible es de 85 Kilocalorías. Es un pescado con poca grasa, en torno al 0,7%, que lo sitúa como una especie magra, con una composición semejante a la de otros pescados blancos.

 

  • HUAUCHINANGO

El huachinango se caracteriza porque su carne es de fácil digestión, aporta muy pocas calorías y es de los pescados con más bajos niveles de grasas, además, por cada 100 gramos que consumamos, nos aportan 21 gramos de proteínas.

 

El grupo de vitaminas del complejo B es uno de los que más destaca en el huachinango, tener buenos niveles de vitaminas del complejo B ayuda a evitar la anemia, previene los síntomas de la depresión, ayuda a regular el apetito, impide la debilidad muscular.

 

  • PARGO

Al igual que los pescados anteriores el pargo es un pescado bajo en grasa y alto contenido de proteínas. Es rico en vitamina A, en B12, en selenio, potasio y otros minerales. Casi nada.

 

  • SIERRA

Este pequeño pecado llega a medir entre 35 y 40 centímetros y pesar alrededor de dos kilos. Su carne contiene minerales y vitaminas, como la A y B, así como proteínas y grasas naturales que permiten contribuir a nuestro desarrollo.

La versatilidad de su sabor lo convierte en un pescado de fácil preparación; es utilizado para preparar ceviche, también se puede cocinar al vapor, en caldo, asado, a la plancha, frito o empanizado.

Bibliografía

https://pescadosymariscos.consumer.es/

https://www.biodiversidad.gob.mx/usos/alimentacion/peces/